5 exámenes que toda mujer debe realizarse para prevenir el cáncer de mama

Lima, octubre de 2019.-  El cáncer mama es la principal causa de muerte en la mujer peruana, una enfermedad silenciosa que no respeta edad, raza, ni condición social. Al año fallecen alrededor de 2 mil mujeres; sin embargo, esta cifra podría disminuir si hubiera mayor cultura preventiva, ya que el 95% de casos detectados a tiempo tienen cura.

Es así que, cada 19 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Prevención del Cáncer de Mama, como recordatorio del compromiso de toda la sociedad en la lucha contra esta enfermedad. Por ello, especialistas de la Liga Contra el Cáncer dan a conocer, a la población femenina, cuáles son los exámenes preventivos que deben realizarse por lo menos una vez al año: 

EXÁMENES PARA MUJERES A PARTIR DE 20 AÑOS:

1. AUTOEXAMEN DE MAMA: es un método sencillo de exploración de las mamas que permite detectar algún cambio, bultos o hinchazones anormales. Deben realizarlo mensualmente a partir de los 20 años, después de una semana de la menstruación. De esta manera la mujer se familiariza con su cuerpo. Es importante señalar que el autoexamen no reemplaza la inspección médica ni la mamografía.

2. EXAMEN CLÍNICO DE MAMA: Es la exploración y revisión de los senos realizadas por un especialista, sin la utilización de instrumentos. Este examen permite inspeccionar y palpar para detectar anormalidades. Este examen clínico debe ser realizado por un profesional a todas las mujeres desde los 20 años, por lo menos una vez al año.


EXÁMENES PARA MUJERES A PARTIR DE 40 AÑOS

1. MAMOGRAFÍA: Es método de diagnóstico más seguro para la detección temprana del cáncer de mama que debe realizarse desde los 40 años. Sin embargo, si el paciente tiene antecedentes familiares con la enfermedad, se recomienda realizarlo a partir de los 35 años por lo menos 1 vez al año.

2. ECOGRAFÍA MAMARIA: Método de diagnóstico por imágenes complementario que permite diferenciar lesiones quísticas y sólidas. Debe ser utilizado en mujeres a partir de 40 años de edad. Pero si se tiene incidencia familiar se recomienda realizarlo desde los 35 años.

3. PRUEBA GENÉTICA BCR 1 Y 2: El test genético es una prueba que deben realizarse las mujeres mayores de 30 años con incidencia familiar de cáncer de mama u ovario. Este análisis de genes a través de muestra de saliva, permite realizar estudios en busca de mutaciones genéticas hereditarias como BRCA1 y BRCA2 que podrían desencadenar en cáncer de mama y ovario. El resultado de dicha prueba tiene por objetivo identificar la incidencia de la enfermedad unos 20 a 40 años antes de desarrollarla.