Empoderamiento femenino: 5 tips para promoverlo

Cada 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer con la intención de conmemorar su lucha constante por lograr su participación, en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo íntegro como persona. Durante los últimos años en nuestro país se evidencia las diferencias que persiste entre hombres y mujeres, que afectan en mayor medida a mujeres y niñas en situación de pobreza y abandono.   

En ese sentido, como parte de las acciones de nuestra campaña “Con Salud Yo Puedo” que busca empoderar a la mujer, compartimos 5 puntos claves para promover el empoderamiento femenino en el Perú.    

  • SALUD. Es necesario que las mujeres tengan acceso a los servicios de salud para cuidar su integridad y de esta manera cumplan sus metas y logren desarrollarse tanto en lo laboral como personal. Según estudios recogidos durante la ejecución de nuestras campañas en el 2019, las razones por las que las mujeres no suelen realizarse despistajes preventivos, son: el 40% desconoce la gravedad de la enfermedad, 25% tiene pareja machista, 15% teme a un diagnostico desfavorable, 15% vergüenza al ser examinada y 5% ha sido víctima de violencia física.

“Urge empoderar a la mujer, pero también dar a conocer que el machismo y la violencia repercuten incluso de manera directa en la salud y en el desarrollo de un cáncer como el de cuello uterino, que es prevenible”, señaló Cecilia Brozovich, especialista en psicología oncológica.   

  • IGUALDAD DE GÉNERO. La igualdad de género es una lucha que aún persiste en nuestro país. El formar a nuestros niños con igualdad va a permitir que reciban el mismo trato sin ninguna diferencia, a tener los mismos derechos ante la ley, a ser respetados, a tener las mismas oportunidades laborales o la independencia económica.      
  • EDUCACIÓN SEXUAL. La libertad sexual es un punto primordial del empoderamiento femenino que va a educar a la mujer a que no es un objeto sexual, que ella es libre de sentir y desear. La educación sexual va a ayudar a reducir los embarazos a temprana edad. Sin embargo, aún en varias familias la educación sexual es considerado un tema tabú, estancado a la mujer y no permitiendo disfrutar plenamente de su sexualidad. 
  • VIOLENCIA Y DISCRIMINACIÓN. Además de fomentar el liderazgo y la autoestima en las niñas, también es necesario educar a niños sin violencia ni discriminación desde pequeños. A edades muy tempranas los prejuicios apenas existen, lo que favorece a que interioricen un comportamiento cívico basado en la igualdad y el respeto hacia uno mismo y los demás.
  • SEGURIDAD. Un punto importante para lograr el empoderamiento femenino es dar seguridad a las mujeres para que no tengan temor a luchar por sus derechos, ideales y metas. Dejando atrás, en muchos casos, el machismo que se autoimpone para limitarlas y no dejarlas triunfar.